viernes, 5 de marzo de 2010

Iván Jaspe Gordo

Me imagino que la gente que reside en la Margen Derecha conocerá la rotonda de Artaza, famosa por tener en sus cercanías el radar más activo de Euskadi. Pues bien, una vez cogida la referencia, vamos a la salida de Negurigane en dirección a dicha rotonda.
Se ve que quienes diseñaron dicha salida debían tener unos coches muy potentes, o desconocían el tráfico que hay en esa zona sobre las 8 de la tarde, hora en la que ya es de noche durante una parte importante del año. Solo de esa manera se explica que no dispongan de una zona de aceleración para acceder a un carril en el que dispones de 80 metros para elegir tu destino mientras que te ves rodeado de coches que van bastante más rápido que tú y solo disponen de ese carril para acceder al corredor de Berango sin tener que hacer la rotonda.
Durante el día, dicha maniobra es más o menos fácil, porque no hay tanta densidad de tráfico y la visibilidad es bastante buena. Pero por la tarde-noche cambia la cosa. Los tres carriles están repletos, la gente quiere llegar a su casa cuanto antes y busca el hueco imposible para adelantar, los residentes en Algorta o Berango toman desesperadamente ese carril, porque la rotonda es un coñazo. Y, por si fuera poco, es de noche y las únicas referencias que tienes para poder salir son las luces de los coches, solo visibles en un retrovisor minúsculo en el que se atisban tres carriles que parecen la sección de iluminación un gran almacén. Encuentras un hueco, pisas el acelerador y aparece otra luz por el retrovisor, que resulta ser el que hace medio segundo estaba detrás tuyo y ahora está cerrándote el paso con el carril ya tomado. Frenazo para no "arañarle" el coche y te das cuenta de que ya estás vendido. solo puedes quemar el acelerador del coche y rezar.....
A todo ésto, a tu derecha tienes una bonita acera de 3 metros de ancho en la que la semana pasada viste dos coches subidos, mientras sus respectivos conductores arreglaban papeles por el golpe que se acababan de dar.
Sinceramente, empiezo a creer que la famosa expresión bilbaína, "a que no hay huevos", se acuñó en este mismo cruce a la vuelta de trabajo.

1 comentario:

Edu dijo...

Tienes toda la razón esa salida es un peligro cuando hay trafico. Cada vez que paso pienso ¿porque no la arreglan? podrían simplemente pintar una raya continua para que los que van hacia Berango se incorporen a ese carril un poco más tarde(que es lo que yo hago). Otra solución seria prolongar el carril de acceleración quitando esa acera que no va a ninguna parte porque se corta 20 metros más adelante.
Pero mientras no lo hacen yo lo que hago es si puedo evito la salida a determinadas horas o sino me detengo bastante antes de las lineas para aprovechar al máximo el poco carril de aceleración.